Traducción Jurídica

La traducción jurídica se trata de textos con contenido legal, por lo que es imprescindible conocer el sistema jurídico de ambos países. Un documento jurídico traducido del español al inglés contendrá importantes diferencias si va destinado a Inglaterra, a EE.UU., Australia, etc.

Además, de sólidos conocimientos en Derecho y su terminología, el traductor debe estar muy familiarizado con diferentes recursos monolingües y plurilingües que contengan leyes, glosarios, etc.

Ejemplos de textos:

  • Contratos
  • Certificados de matrimonio
  • Títulos universitarios